30 septiembre 2012

El Viaje de Kvothe: El Temor de un Hombre Sabio


El susurro del viento sigue estando presente a medida que el carromato avanza. Las lianas parecen retorcerse cada vez que pongo en ellas una mirada cautivadora. Una dama de hechizante mirada se asoma por entre los árboles. Es tímida y se dedica a observarme pasar por el camino pedregoso. Dicen que es capaz de atraer a cualquier hombre con su dulce voz, aunque por una extraña razón me deja pasar mientras sus cabellos oscuros van y vienen con la brisa. Dirijo la mirada al frente y veo la razón por la que no actúa como debería. Se acerca un calderero de amplia sonrisa con un pequeño niño tras el que no podía parar de buscar algo que se le había perdido en el cielo. Les saludo con una inclinación de cabeza y sigo mi camino mirando de reojo el brillo de la piedra azul que tiene un anillo. Lo puedo ver a través de la fina tela de mi macuto, al igual que el filo de mi espada que reposa a su lado. El día a penas comienza y falta mucho por recorrer antes de dormir.



El Temor de un Hombre Sabio es la estrofa siguiente de la historia de Kvothe. Está repleto de acordes alegres, tristes, apasionados, aventureros y también de esos que se te aferran de una manera que no puedes explicar con palabras.

Debo decir que no es un libro hecho para cualquier tipo de persona ya que depende mucho  del punto de vista hacia lo que se presenta y el valor en sí que le das a las cosas que Patrick hace en la narración. A mi me sigue sorprendiendo esta maravilla de trama y debo decir que hubieron bastantes mejoras comparadas con el primer libro.

La magnitud de la obra es impresionante y explora rincones que pocas historias alcanzan a visitar mientras lees. Patrick sabe cómo hacerlo y no duda en desplegar los distintos los cambios que va adquiriendo la trama. La historia sigue siendo una canción... y el señor Rothfuss se las ingenia en determinados momentos para que cosas tan simples se presenten de forma elaborada y compleja.

En esta segunda parte seguimos a Kvothe en su recorrido por la geografía de los cuatro rincones de la civilización (sí, cruzaremos a la parte derecha del mapa que está al inicio del libro). Me gustó mucho ese cambio y no estar tan encasillado en la Universidad (aunque por momentos extrañas estar en Anker's o con Auri en la Subrealidad). Pero no todo el cambio este me gustó ya que llegabas a la página tal y estabas en ese lugar por 70 páginas (por poner un ejemplo), luego seguías y parabas para estar 80 páginas en otro lugar... eso no me gustaba mucho. PERO, al final me di cuenta de que hacerlo de otro modo habría sido una locura y me terminó gustando toda esa parte fuera de la Universidad. Así que puede resultar un poco odioso al inicio, pero luego las cosas mejoran y terminas acostumbrándote. Justo en ese momento a mitad del libro hay un lapsus de tiempo que te hace dejar de leer tanto como antes, yo estuve cerca de un mes sin tocar el libro porque estaba atareado con el colegio y sentía esa necesidad de dejarlo un tiempo. No se asusten si les pasa, creo que es algo normal dada la cantidad de páginas que tiene (¡1190! de milagro no me disloqué la muñeca).

Hay varios momentos a lo largo del libro que son espectaculares en todos los sentidos. Debo decir que uno de esos fue cuando aparece un personaje del primer libro en la parte final, fue bastante conmovedor volver a verle y saber que la vida de los otros personajes sigue aparte de los sucesos que le ocurren al protagonista.

Y hablando de personajes... todos estarán deseosos de saber qué me pareció la señorita Denna (la cual me parecía sobrante  en El Nombre del Viento) esta vez. Pues debo decirles que mis impresiones hacia ella cambiaron un poco y ya no me parece innecesaria. Que conste, eso no quiere decir que el personaje por fin me haya enamorado. Espero que el tercer libro provoque eso por fin en mí. El resto que ya conocíamos y las incorporaciones nuevas son una delicia de leer.

Kvothe... el personaje muestra facetas nuevas a lo largo de la juventud que vivió en el pasado y en el presente vemos que la realidad es tan distinta a como imaginábamos. Kvothe parece un héroe de guerra que ya dio lo mejor de sí. Siento que habrá sorpresas con el libro siguiente.

Ahora... ¿cómo hará Patrick Rothfuss para atar todos los cabos que hacen falta en la trama en un solo libro? no lo sé y me siento cada vez más desconcertado por esta pregunta... espero que lo descubramos y crucemos por fin Las Puertas de Piedra.



Autor: Patrick Rothfuss

Valoración: 10/10

No hay comentarios: