08 junio 2012

Clockwork Knight: de complejidad va el asunto...


Kvothe, hijo de Arliden, es el personaje mas complejo que he llegado a leer. Como dije en mi reseña de "El Nombre del Viento" a muchas personas esto les causa algo de molestia a la hora de leer el libro, no se trata de que el pelirrojo sea multifuncional o algo semejante... se trata de la complejidad que es capaz de ejercer en la trama. No es un personaje fácil, ni siquiera lo debe ser para Rothfuss ya que en una entrevista dio a entender que si volviera el tiempo no cree que se hubiera embarcado en el viaje que emprendió con esta trilogía. Si comparas las diferentes etapas por las que pasa a lo largo de los libros te quedas alucinado porque su historia es fascinante y dolorosa. En muchos aspectos. Primeramente tenemos al Kvothe de Troupe, luego pasamos al Kvothe de Tarbean, después al Kvothe de la Universidad, le sigue el Kvothe trotamundos y por último llegamos al Kvothe posadero. Cada uno es distinto del otro, pero con el mismo ser que los entrelaza. Creo que a veces el propio personaje vive solo su presente y no piensa mucho en lo demás, no lo hace por temor a lastimarse y prefiere retardar el momento lo máximo que pueda... pero cuando pasa y los recuerdos vienen a él, nos hace ver la parte mas sensible de un personaje tan complejo. Sus temores, sus penas, su soledad... es un sentimiento profundo el que genera leer esas líneas. Un sentimiento persistente y constante como un silencio.

1 comentario:

Bego13 dijo...

Totalmente de acuerdo. Y por eso a mi parecer es más creíble, es de esas personas difíciles de conocer...misteriosas hasta para ellos mismos. Me ha encantado leer estos libros. Un placer leer esto.